Actualidad

La industria de las franquicias ve una primavera por delante en EE UU.

12 . Noviembre . 2021

En prácticamente todos los trastornos económicos de los últimos 40 años (desde la Gran Recesión de 2008-09 y el colapso tecnológico de 2000-01, así como la recesión más leve en 1990-91), las dificultades han sido seguidas por un aumento en la compra de franquicias. Una razón clave: el alto desempleo típico de una recesión arroja a los buenos ejecutivos de mediana edad a la calle, a menudo con compensaciones por despidos bien financiados, listos para lanzarse a nuevos capítulos en sus vidas trabajando para ellos mismos.

Una tormenta perfecta de condiciones económicas — alto desempleo, cantidad de locales disponibles con precios relativamente baratos, alternativas de inversiones financieras volátiles dinámico — ha generado expectativas en el sentido de que las franquicias están a punto de embarcarse en una nueva era de expansión seria.

Don Boroian, autor de cuatro libros sobre franquicias y que ha sido el director ejecutivo de la consultora de franquicias Francorp durante casi 50 años, tenía solo tres oficinas antes de la recesión de 2008. Ese total se disparó a 20 poco después de que terminó la recesión. Boroian dice que en los últimos meses ha observado un marcado repunte en las consultas de los inversores.

“En medio de una recesión, las empresas entran en modo de supervivencia. Pero luego, cuando las condiciones mejoran, buscan expandirse rápidamente y agregar más ubicaciones” dice. “A medida que COVID sea derrotado, veremos un movimiento de regreso a la normalidad, y luego comenzará un frenesí de crecimiento de franquicias”.

Los datos del principal grupo comercial de la industria, la Asociación Internacional de Franquicias en Washington, sobre el desempeño de las franquicias en 2020 aún no están disponibles. A principios de año, la IFA había pronosticado con cautela que las empresas franquiciadas de EE.UU. probablemente se expandirían en un 1.5 por ciento durante el año. Sin embargo, en lugar de alcanzar ese objetivo, es casi seguro que la industria se contrajo. Pero Stephen Worley, un portavoz de IFA, dice que “después de recesiones anteriores, las franquicias se recuperaron a un ritmo más rápido que las pequeñas empresas no franquiciadas. Somos optimistas que el 2021 será un año de fuerte recuperación”.

La pregunta que nos hacemos es si en esta parte del sur del continente, la ola de expansión de las franquicias se replicará de la misma forma que vemos replicar los efectos y dinámica de la pandemia.

Extracto de la nota “Franchise industry sees a spring thaw ahead”
por H. LEE MURPHY